miércoles, 24 de marzo de 2010

ETAPA 02. SANTA CILIA DE JACA-SANGÜESA


ETAPA 02 01/03/2010


Con las primeras luces del día empiezo a realizar una de las tareas que menos me van a gustar del camino, el meter todo a las alforjas, montarlas tanto las alforjas como sillín, saco, mochila delantera etc...es con diferencia uno de los peores momentos del día, con el fresquico de la mañana y tu aún pensando en estar un ratico más en el saco. Pero eso se pasa al primer minuto que estás encima de la bici. A tomárselo con mucha tranquilidad durante la primera hora para ir calentando bien. Considero que en esta época del año y con bici no es bueno arrancar con unas buenas ascensiones, es preferible ascender por la tarde sino tiempo al tiempo cuando leáis las siguientes etapas.



Una bonita imagen que nos espera tras la salida de Santa Cilia, poco antes del desvió a Puente la reina de Jaca se encuentran las esculturas monolíticas realizadas por los peregrinos con cantos rodados (...like a Rolling Stone...) en la margen izquierda del rio Aragón. Pasamos entre los monolitos (están invadiendo el camino) y nos esperan media docena de árboles caídos que tienes que pasar la bici por encima de ellos (te acuerdas de alguien que no ha realizado su trabajo de mantenimiento) y continuamos por una impracticable trialera por las faldas del Samitier (869mts) hacia Arrés, teniendo que dar media vuelta a los 400 mts para retomar la carretera y ascender hasta Arrés.


El camino me lo he tomado con un marcado espíritu deportivo-cultural-gastronómico al que se añade un constante Psicoanálisis propio donde te llegas a sorprender a ti mismo.

Cada uno de los albergues que marcaba la guía me lo tome como una carrera donde el triunfo era la estampación del sello o cuño en mi credencial de peregrino. Cada cuño logrado es un triunfo de etapa y albergue cerrado te había ganado el camino. Ha sido bonito la búsqueda del cuño pues he llegado a completar cuatro credenciales.

Todos los pueblos de Aragón y Navarra están situados en la parte más alta del valle o de la montaña, transcurriendo el camino siempre por la parte inferior, paralelo al cauce del rio Aragón. Que decir que el camino siempre pasa por la puerta de la iglesia y por el cementerio del pueblo. No falla. Si uno se pierde por el pueblo solo has de buscar la iglesia y/o el cementerio para encontrar las flechas amarillas.

Una vez coronas y llegas a Arres, su albergue te fascinará pues esta realizado en la falda de una montaña arenisca caliza donde te puedes estar duchando o en el W.C. y u
na de las paredes es la montaña. Sucede lo mismo en la habitación del hospitalero pero en este caso, si llueve hay filtraciones por la roca y la habitación se encharca. Las vistas desde lo alto del pueblo (si vas a el bar) son preciosas y se divisa un trozo del camino que vas a seguir. Tras pasar Martes, Mianos y Artieda, pongo rumbo a Ruesta para comer.

Barro y más barro fue la nota predominante hasta llegar a Artieda justo antes de comenzar, entre el pantano de Yesa y el bosque, la senda arbolada que te conduce hasta las ruinas de la ermita de San Juan Bautista, con esa sobrecubierta metálica que la protege. De este punto hasta Ruesta vas viendo las ruinas de las torres.

Ya en Ruesta te entra un "yo que se que que se yo" de ver ese precioso pueblo en ruinas, tan solo el albergue y la sede de la CGT (excisión de la NCT) son los únicos edificios que han sido rehabilitados, puesto que en Ruesta solo se rehabilita con dinero público. Una auténtica pena que este pueblo no este lleno de vida (Calles, iglesia, castillo, parque, fuentes...abandonado al paso de los siglos).

Tras recargar pilas y comer en el albergue, prosigo mi camino por una trialera hasta pasar el puente justo donde el rio Regal se encuentra con la cola del pantano y ves como todo alrededor (camping incluido) quedará anegado por el recrecimiento del pantano de Yesa, quedándose el agua unos metros más abajo de Ruesta.
Desde este punto, comienza lo que para mi ha sido la ascensión más dura de todo el camino, ni O´Cebreiro, ni Montes de Oca, ni el alto del Poio. La peor ascensión fue coronar el alto de San Jaime (o más conocida como la subida del pantano de Yesa). Tras coronar con más pena que gloria me dirijo hacia Undues de Ermua, último pueblo de mi "OREGÓN" para adentrarnos en tierras navarras. Tras el descenso por la calzada romana, pasar la poza del arroyo Molinar te espera un repechico de 500 mts. hasta llegar al pueblo. Entro por las calles del pueblo antes de las 18:00 y el albergue cerrado. Me dicen donde vive la hospitalera pero no hay nadie. Pasadas las 18:15, empezando a caer el día aparece la hospitalera que me convence para que me acerque hasta Sangüesa. A toda máquina pongo rumbo al primer pueblo navarro y rebaño de ovejas (No se si son Churras o Merinas) así que a esperar toca.

Ya en Sangüesa decido acercarme al albergue y cual es mi sorpresa que está cerrado. Tal y como llevaba la bici de barro no me dejarían meterla en el albergue por lo que decido ir hasta la gasolinera para darle una limpieza con la pistola de agua. Pues en la gasolinera un morador se gasta cuatro fichas en limpiar su todoterreno y en vez de dejarme quince segundos para limpiar la ficha aun me dice que le queda un rato. Un rato dice, la noche ya había llegado, con la bici sucia y encima sin sitio para dormir, Genial.

Tras poder limpiar la bici tiro para el albergue y cerrado. Pues al privado de la entrada que si estaba abierto pero, no se porque no me abren así que tengo que volver al público y empezar a aporrear la puerta (no había ningún numero de teléfono para llamar pues el único número que hay el hospitalero giro el papel para que nadie le llamara. Lo se porque me lo dijo el peregrino que me abrió la puerta) hasta que un peregrino gallego me abrió la puerta pensando que era alguien del pueblo que le había visto entrar. Tras compartir la cena y buenas conversaciones con mi primer compañero de camino. Cuatro Euros dormir en el albergue, cutre pero no el peor albergue. Si podéis evitarlo mejor que mejor. Yo no volveré solo por el hecho de girar el papel donde pone el teléfono del hospitalero por el hecho de girarlo para que nadie le moleste, de VERGÜENZA. Os puedo asegurar que la temperatura a más de las 20:00 horas era de 5º C (hay una farmacia cerca que lo indica cuando volvía del super de comprar la cena).

Como comentaba, en este albergue (4€ por dormir) yo no me quedaba salvo que por necesidad tengáis que pasar noche.

Datos Etapa:
Kilómetros etapa: 78´20 Km
Kilómetros acumulados: 134 km.
Velociada media etapa: 11.01 Km/h
Velocidad media camino: 12´70 km/h
Velocidad máxima: 68 Km/h
Tiempo pedaleo 07:05:22
Tiempo total camino: 11:30:00
Pulsaciones max/med: 184/140 ppm
Kilocalorias etapa: 3668 Kcal.
Ascenso acumulado: 946 mts.
Descenso acumulado: 1242 mts.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada