miércoles, 14 de julio de 2010

ETAPA 14 FISTERRA - SANTIAGO DE COMPOSTELA

Etapa 14 14/03/2010

Tras despedirme del primer grupo de ciclistas con los que he coincidido en el albergue, poco antes de las 08:30 horas. Hasta las 09:00 la hospitalera no ha venido por lo que me lo he tomado con tranquilidad lo de empezar la etapa del día de hoy.

Que bonito que es la zona de Fisterra, también en su amanecer. Un día con sol, sin viento, perfecto para disfrutar del día. Nada hacía presagiar lo que después me encontraría. Parecía mentira que esas aguas del Océano Atlántico fueran ten feroces come realmente son. Daba la sensación que estabas en unas playas caribeñas.

Bonita imagen desde uno de los extremos del Cabo Fisterra, viendo como el faro auxilia a los barcos de la zona mientras me voy acercando a la ría de Corcubión.

La ría de Corcubión es preciosa, con los astilleros, ahora inactivos al otro lado de la ría, justo en frente del puerto, con los pequeños botes de bajura amarrados con cuerdas en la playa. Bueno, pues nada más pasar Corcubión comienza la última pesadilla deportivamente hablando. Como dice la canción "Si ya no puede ir peor, haz un último esfuerzo, espera que sople el viento a favor, que ya solo puede ir mejor y esta cerca el momento..."...lo único que el viento no sopló a favor, más bien todo lo contrario. Yo pensaba para mis adentros, como es posible que dirección Muxia el aire de cara, dirección Fisterra con el aire de cara Y dirección Santiago con el aire de cara...¿Como se explica esto?...

Con el aire en contra, nada más salir de Corcubión te aguarda una ascensión de casi 600 metros de desnivel en ascensión hasta llegar a Hospital. Que decir que la vuelta desde Fisterra a Santiago no esta marcada, que los mapas y rutómetros no valen para nada pues esas carreteras y concellos no están dibujadas ni señalizadas. Una tremenda locura que hace desistir en mi intento de volver por camino y decido ir por carretera. Pero esta no es la solución más fácil a priori. Ningún cruce de carreteras secundarias está señalizado, solo la nacional y la autovía. Es como estar en caminos de tierra pero asfaltados.

Las carreteras no tienen marcas viarias, tan apenas para pasar un coche y el otro en sentido contrario tener que parar y apartarse lo justo pues tampoco hay arcén. En un lado de la carretera el ribazo y en el otro el desmonte con la escorrentia del agua. Si a esto le unes la cantidad de hojas de eucalipto que hay en "las cunetas", húmedas que si las pisas te escupen la rueda, pudiéndote tirar y con el viento, muy peligroso el día.


Pero aún hay más, lo anteriormente mencionado hacen que tenga que circular por el medio de una carretera plagada de curvas ciegas y de herradura siguiendo el perfil de la montaña casi por el medio de la calzada. Los coches pasan follados. Creo que se lo toman como si de una prueba de competición fuera. Pero no solo los jóvenes sino la gente mayor. Van a toda hostia con el coche. Al final tome la decisión de ponerme en medio pues, se me ve más, les obligaba a ir más despacio y no corría el riesgo que el viento o las hojas de eucalipto me tiraran por tierra.

Ya en Hospital, pare a retomar fuerzas con un café con leche con donuts y aprecie que las palmeras de la calle estaban con las hojas totalmente en horizontal, en contra de la dirección del viento. Eso me izo comprender de el porque de mis dolores en los gemelos y abductores.

A las 13:00 horas entro en otro bar para que me situaran en el mapa donde me encontraba (sabia que la dirección era la correcta pero no a que altura estaba pues no tenía referencias kilométricas en la carretera ni nombre de los pequeños municipios por los que pasaba. Mientras el hombre me sitúa veo en la tele que ya ha comenzado la primera carrera del mundial de F1 2010. Primera carrera de Alonso en Ferrari, De la Rosa en Sauber y Alguersuari en Toro Rosso. Joder, con más ganas y fuerzas empecé a rodar para intentar llegar a algún albergue en Olveiroa para ver el final de la carrera.

Como me puse a piñón con el cuchillo entre los dientes y no hay referencias kilométricas, a la que pregunto a un hombre a cuanto estaba de Olveiroa, me dice que ya me lo había pasado hacia 10 km. Volver no y como estaba en la buena dirección hacia Santiago le pregunto al hombre que que quedaba para Santiago a lo que me respondió 20 - 22 Km (relativos claro esta) a lo que dices mentalmente, piernas para que os quiero que nos vamos a Santiago de tirón (yo tenía previsto hacer noche en Olveiroa por eso de hacer turismo rural).

Los últimos 6 kilómetros antes de Santiago los pase realmente mal. Ni siquiera la protección de los edificios frente al viento era suficiente para la dureza que se me planteo. Al final del día, casi 800 metros de ascensión pero con el aire más duro que mis piernas recuerdan.

Al principio del camino mi tormento fue el barro y las trialeras de la zona de Aragón y Navarra, Luego más barro por la Rioja y pinchazo, nievo, viento...

Lo sorprendente es que en Galicia tan apenas me he puesto la ropa de agua. Cuando llego a Santiago me dirijo directamente al mismo albergue que en dias anteriores.

Datos de la etapa:

Kilometros etapa: 92.08 Km

Kilómetros totales: 1203.85 Km
Velocidad media etapa: 14.08 Km/h

Velocidad media camino: 14.3 Km/h

Velocidad máxima:69.6 Km/h
Tiempo etapa:08:20:00 h

Tiempo pedaleo:06:32:20 h

Tiempo acumulado total: 83:36:41 h

Pulsaciones max/med:149/118 ppm

Kilocalorias etapa:3158 Kcal

Ascenso acumulado: 720 mts.

Descenso acumulado: 503 Mts


FIN DEL CAMINO. HASTA LA PRÓXIMA AVENTURA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada