sábado, 3 de abril de 2010

ETAPA 04 PUENTE LA REINA-NAVARRETE

ETAPA 04 03/03/2010

Esta noche, pese a que el albergue estaba bien y la litera era cómoda no he dormido demasiado a gusto, me ha costado dormir a sabiendas de que me tenía que levantar más pronto de lo normal para plegar toda la ropa de la colada (la secadora del albergue no secaba nada, pague dos monedas y aún así al día siguiente las zapatillas estaban chopadas) y con el hándicap de tener que hinchar la rueda cada 8-10 Km. hasta llegar a Estella. Por cierto que todo el mundo sepa que no hay tienda de bicis desde Jaca hasta Estella.





A las 08:15 paso por el famoso puente de La reina, simplemente una obra de ingeniería de la época. De ver tantas iglesias, caserones y palacetes de piedra me entra en la cabeza que me hubiese gustado vivir en esa época y construir todos esos edificios con las técnicas y medios de la época (eso si con los conocimientos de la actual je je) y que, con el paso de los siglos siguen igual, tal solo el olvido de "sus propietarios" hacen que en algunos casos la historia no halla sido benevolente con ellos. Nada que ver con las prisas, producción, construcción sin sentido y explotando los recursos naturales en vez de construir apoyándonos y ayudándonos de los medios que la naturaleza y entorno próximo nos brindan.


Tras esta pequeña reflexión sobre la construcción, comienzo el camino y aprecio en el rutómetro que tras la salida de Puente la Reina, el camino te reserva un pequeño despertar para las piernas. Que repecho de 2 km. con muros del 18-20%. Que decir que el tiempo no acompaña y que esta lloviendo desde la salida de Puente la Reina. Lloviendo matacabra a 5ºC el día comenzó a empeorar a partir de las 12-13h, justo después de almozar en el camping de Irache.



A las 08:40h llegó a Ciriauqui, precioso pueblo donde destaca la plaza donde , tras la porticada, las flechas amarillas atraviesan por un pasaje (aquí junto a una pila bautismal románica que se encuentra bajo la catenaria de la escalera) te puedes colocar el cuño de paso. justo comienzas a salir de pueblo, te encuentras un puente curioso de analizar, pues está hundido y el paso actual nada que ver tiene con su paso original.



De nuevo el barro y las trialeras. Entre Ciriauqui y Lorca un peregrino a pie me saluda hasta en dos ocasiones, hecho que me mosquea y el Lorca lo vuelvo a alcanzar. El hombre, de unos 60 años, me comenta que conoce muy bien toda esa zona y que ha pillado varios atajos. Tras varios km. hablando e intercambiando pareceres, entre Lorca y Villatuerta nos separamos. Tras pasar el puente de románico de Villatuerta, veo un albañil y le pido que me heche una foto con la iglesia de fondo y me comenta justo en el momento que estoy haciendo una foto a una lápida en el muro de la iglesia y me comunica que soy el primer peregrino que le hace una foto pues acaba de colocar esa piedra.





Barro y trialeras me aguardaban desde aquí hasta las famosas bodegas de Irache, donde por fin hago uso de mi concha de peregrino para saciar mi sed (y una miaja más para deleite de padalar) con el caldo de las parras y vides de la zona y que la fuente nos brinda.



Almuerzo en el camping de Irache donde el viento que me tumba la bici me presagia que el tiempo esta cambiando rápido para, justo después del almuerzo la lluvia vuelve a a hacer alto de presencia , arreciando con más fuerza. Menos mal que el bocadillo de pan chapata con aceite, queso y cabeza de jabalí me han recargado el depósito. Tras recorrer la distancia que me separa con Azqueta, me encuentro con el albergue cerrado. Que decir que estoy pasando por todos los albergues que ponen en la guía y folletos y no todos están abiertos. Mejor dicho, solo algunos albergues están abiertos y eso que estamos en año Xacobeo, ja ja ja.



No se ma ha olvidado nombrar mi paso por Estella, pero las prisas por reparar la bici y limpiarla han hecho que mi visita por las calles de Estella quede pendiente para otra ocasión.



Desde que inicie el camino he limpiado la bici en máquinas de presión hasta en cinco ocasiones. una de las cosas a tener en cuenta en esta época del año es el especial cuidado y mimo que hay que tener con la bici. No hay muchas gasolineras en Aragón y Navarra donde dispongan de máquinas de lavado de Presión. Que yo recuerde Jaca, Sangüesa y Estella) En el resto de sitios te las tienes que ingeniar. Yo naves agrícolas que veía me acercaba pues los agricultores o talleres de tractores en la mayoría de ocasiones tienen Karcher de 150 o 200 bares (mejor aún que las de las gasolineras y solo en una ocasión en todo el camino me pidieron un euro en estos lugares). Ah, bendito aceite de Teflón que me vendió el Aurelio, sin el aceite seguro que la cadena y mis piernas hubiesen sufrido más el camino.



Que bonito lugar las bodegas de Viloria. Espero que estas lineas compensen el como les dejé el parking de barro, pues el tramo del camino que hay unos kilómetros antes del pueblo transcurre entre los viñedos de tierra arcillosa y, tras quitar el tapón que me impide rodar y aprovechado la superficie rugosa del parking me pongo a hacer ochos para que saltara los restos de barro de las ruedas y pasarla por los charcos. El pueblo es pequeñico pero presioso, situado en lo alto de la montaña con el albergue por supuesto cerrado.













Tras salir de Viloria, el tiempo da una tregua justo cuando el camino transcurre por unas buenas pistas forestales antes de los Arcos, donde se puede disfrutar de 4 o 5 km. de lisos caminos a 50-60 km/h. Una gozada.

El albergue municipal cerrado y el segundo, privado, con un colorido y bonito patio de bienvenida con la forma de la Vierira estrellada donde te dan la Bienvenida en múltiples idiomas. Es fácil de saber el porque del nombre del pueblo, pues sus principales calles y plaza están sembradas de arcos y soportales. Tras pasar Los Arcos, subo hasta Sansol para la obtención del correspondiente cuño y calentarme con un cafecito para emprender rumbo hacia Navarrete, justo en el momento que más lluvia cae.






Ah, se me olvidaba matizar la cantidad de cosas que la gente va abandondando u olvidando en el camino para aligerar peso. Aún no se me ha perdido nada y mira que las gafas o los guantes me los he dejado en alguna fuente o los he dejado encima de la bici para hacer una foto y luego retomas marcha y hasta que te das cuenta.

Con ganas de quedarme en el primer albergue abierto pero con la necesidad de llegar a Navarrete (no las tenia conmigo, dadas las condiciones del camino de poder cumplir todo el camino previsto a sabiendas que daban nieve y más lluvias los siguientes días y quería pasar los llanos de Castilla lo antes posible para que el agua me pillara en Galicia).



Pasado Logroño, las piernas comienzan a fallar y veo que, pese al estupendo firme, no voy todo lo fino que tendría que ir. tras llegar con más pena que gloria a Navarrete (famoso por sus antiguas fábricas y talleres de cántaros) me llevo una grata sorpresa. Decido dormir en el albergue privado por la comodidad después de este duro día y el albergue estaba abierto pero como lo estaban pintando me lleva a un poso que utiliza también como albergue todo para mi solo. Lástima que ni la secadora, ni la vitrocerámica ni la labadora funcionaban. tele ni hablamos ni Inet. Imaginaos secando la ropa y los mapas en los radiadores del piso, haciendo la colada en la bañera, la spa de sobre en el micro al igual que el secado de la ropa. Si, el sacado de la ropa lo hice con el micro.


Conclusión del albergue no la puedo dar pues el albergue el si estaba cerrado y el piso estaba muy bien, excepto por los electrodomésticos así que esta vez no hay puntuación del albergue.










Datos de la Etapa:

Kilómetros etapa: 90 Km
Km acumulados: 279.94 km
Vel media etapa: 12´39 km/h
Velocidad media camino: 12.3 km/h
Velociada max: 73 Km/h
Tiempo total etapa: 10:15:00
Tiempo pedaleo etapa: 06:39:07
Tiempo total camino: 22:45:07
Pulsaciones max/med: 180/130 ppm
Kilocalorias etapa: 3315 kcal
Ascenso acumulado: 1573 mts
Descenso acumulado: 1277 mts.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada